Vendo, luego existo

Publicado el : 19/05/2014 07:52:55
Categorías : En ruta con Basilio

Alguien habrá que me lea y no me conozca y diga: ¿éste a qué se dedica? Pues aquí estoy, haciendo miles y miles de kilómetros y contando tantas tonterías. Como dice hoy el título, vendo luego existo, pero no vendo cualquier cosa, vendo lo mejor de nuestra tierra, PRODUCTOS IBERICOS, que esto tiene tela, os lo puedo asegurar. Desde hace unos meses, y siguiendo las doctrinas de mi nuevo gurú Sanchez Salinero, NO escucho las noticias. Y las tertulias políticas las tengo prohibidas por orden estricto de mi médico. Estas actividades son incompatibles con mi profesión; imaginaos, por un momento, oír a cualquier soso de los que invaden nuestras ondas, con un club de cenizos sentados alrededor luchando por ser quien lo pone todo más negro… ¡Cómo para después de eso vender algo! Nada. Mucho mejor escuchar rock, bromas radiofónicas, pruebas de novios, etc. Energía matinal en vena para salir con fuerza. Todo el mundo está empeñado en que todo va mal, y no veas si encima saben que te dedicas a nuestro sector, y más si cabe en Salamanca ¡Cómo nos gusta regocijarnos de las desgracias ajenas¡ ¡Pues no coño! A nosotros nos va de maravilla, y si suena a chulería, pues es verdad, y qué quieres que le hagamos. Ahora , quince o dieciséis horas diarias nos cuesta a todos. Eso lo envidia poca gente. Mi profesión está mal vista, es como una especie de saco de despojos, de saldos…. Pero señores, en cualquier empresa el motor son los comerciales, si no se vende, no funciona el asunto, ¿a qué se va a dedicar una empresa si no vende lo que hace? Imaginaos. Estos últimos años, debido a la bonanza económica, y sobre todo a la locura general, hemos sufrido en nuestra profesión un intrusismo generalizado, en especial en el sector inmobiliario. Gente que por enseñar un piso y decir: “tengo cuatro parejas interesadas en este inmueble, ¡decidíos ya! o lo subo 2 millones”  ya se creían cracks de la venta, ¡bienvenidos a la vida real!  Algunos de estos incautos, al cerrar su inmobiliaria de medio pelo, han seguido pensando que eran unos verdaderos vendedores y han querido tocar cualquier otro sector, ¡qué necedad, válgame Dios¡ Esta profesión, aunque este mal vista, y solo nos dediquemos los que no tenemos otra cosa, hay que aprenderla y dedicarles horas, como a cualquier otro oficio. No vale con ponerte gomina y corbata (ellos) o ir a la peluquería y ponerte las mejores galas (ellas). Solo daros unos datos, ningún buen comercial está en paro, es imposible. Siempre cobrará bastante más que cualquiera de otro departamento. Normalmente le pagan las comidas, gastos, etc. Incluso tiene coche de la empresa. Y otro dato más claro, el 85% de los directores generales, gerentes, presidentes de empresas de cualquier sector empiezan en el departamento comercial, es decir, empiezan vendiendo.  Pues por mucho que en nuestras tarjetas ponga jefe de algo, o incluso Director Comercial, somos vendedores y lo digo con orgullo, y más si, como yo, vendes lo mejor de tu tierra y le pones toda la pasión que le puedes poner. Después de leer esto, a cualquiera que esté en paro le puede dar por ser comercial, de lo que sea; pero recordad que, como para cualquier cosa, no todo el mundo vale y sobre todo, lo más importante, como para ser fontanero, albañil, o lo que sea, hay que formarse y aprender junto a alguien que sepa y te pueda dar buenos consejos. Bueno, mañana seguiremos vendiendo e intentando seguir generando puestos de trabajo en una provincia como la nuestra, otros… que sigan diciendo que todo va mal, funcionarios incluidos. Que ya veremos cómo les va en el futuro, quizás envidien tiempos como estos. basilio@aljomar.es

Compartir

Añadir un comentario

Se debe registrar
Regístrate aquí